dissabte, 29 de gener de 2011

Ríele a la vida



Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.


Porque sí,
Porque solo tú puedes hacerlo, porque te animo ha hacerlo, porque quiero que lo hagas, porque amamos la vida, porque vale la pena y, 993 razones más que tengo en mi cabezita

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada